El Mundo


Un día tan normal como otros, sigo caminando, la gente va de prisa todos tienen cara de enfado, ¿Acaso el tener un nuevo día, no debe ser causa de alegría?, que rara es la gente, a veces me juzgan a mi, por ser como soy, encerrada en mi mundo, muchos creerán que es un mundo rosa con estrellas que brillan estridentemente, pero no en realidad es color negro con una pequeña luz rosada; pero después les hablare de eso. Solo les comentare que soy alguien más que por lo menos trata de encarar su día con una sonrisa.Mi marcha es lenta, trato de que mi recorrido sea agradable, alguien tropieza conmigo por inercia me disculpo no he prestado atención y tal vez yo sea la causante del incidente, el sujeto me mira y entre dientes refunfuñea; sigue con su camino apresurado. No se por que, pero me quedo viendo como la figura de ese hombre se aleja, dentro de mí me pregunto ¿Por qué la gente tendemos a hacer tan fríos? ¿Acaso nos hemos olvidado del perdón, disculpa, lo lamento?, suspiro y sigo caminando.Paso por las mismas calles, y siempre veo rostros similares, a cierta hora pasa la señora con sus tres hijos, parece ser que nuevamente se le hizo tarde, o el Sujeto de la barba que siempre esta leyendo el periódico en el puesto de revistas de la esquina, son gente que veo a diario pero tal vez nunca sabré su nombre y mucho menos que hacen de su vida.
Empiezo a hacer una mueca de alegría, ahora que lo pienso, todos tenemos nuestros días de enfado, y todos nos encerramos en nuestro mundo, y al parecer algunos no saben como salir y comunicarse a otros mundos, pareciera argumento de una película de ciencia ficción, pero así es somos tan difíciles de comprender, nuestra mente es tan compleja que a veces nos encerramos en nosotros, y no nos importa convertirnos en seres enfadados con la vida, y a veces llegamos a ser tan groseros, la gente me juzga por que creen que soy una niña aun, que tontos son, no se han dado cuenta que he crecido y que sin darse cuenta he madurado muchísimo, a veces prefiero callar a discutir un tema, no tiene caso que gaste mis palabras si no serán tomadas en cuenta. Si lo grito, mi mundo es oscuro por que en el encierro mis mayores secretos y mis pasiones, adoro mi vida pero busco algo más así que la breve luz rosada es la que me da la esperanza de seguir adelante, mientras tanto seguiré encerrada en él, y que las personas sigan viviendo con la creencia de que soy un dulce inocente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario